El equipo de fútbol

En 1929 el Asturias obtiene su primer trofeo:

La copa Oakley, en un juego contra el Reforma.

La constante inquietud de los Asturianos por formar una Sociedad que los agrupara, que difundiera el espíritu de Asturias y los integrara de una forma adecuada, pero individual, a la colectividad española en México, hizo nacer al Club Asturias.

 

Se inicia, primero, como un equipo de futbol. Pero este equipo llegó a rebasar lo imaginable y transformarse en una Sociedad Deportiva, cultural y social de primera línea. ¿Cómo pudo ser así? Tal vez la respuesta sea que, todos aquellos que colaboraron en su formación y desarrollo, lo hicieron poniendo un poco o un mucho de sí mismos.

 

Así, el 7 de Febrero de 1918 en la calle de la Amargura (hoy república de Honduras), número 52, casa de Demetrio y Antonio Martínez Cuétara, cuando México estaba a punto de terminar su Revolución –ya regía la Constitución de 1917 y Venustiano Carranza ocupaba la presidencia de la República-, a iniciativa de Jose Menéndez Aleu, Angel H. Diaz y Antonio Martínez Cuétara, se reunieron tres docenas de asturianos con la idea de crear un equipo de futbol que, al mismo tiempo, sirviera de vinculo entre los asturianos. Aunque tal vez este grupo de entusiastas no imaginaba lo lejos que llegaría su iniciativa, seguramente tenían en la mente formar a la larga un Centro Asturiano.

 

José Menéndez Aleu presidio aquella reunión, mientras que Joaquín Peláez Quintana actuó como secretario. Se discutió y aprobó un programa mínimo que consistía en formar un equipo que llevara el nombre y los colores de la region: camisa azul y pantalón blanco. Luego se decidió formar una Junta Directiva provisional con poder hasta junio, en el que se celebrarían elecciones en la primera Asamblea General.

 

Inmediatamente se formo el equipo de futbol designándose capitán a Jose Menéndez Aleu (portero). Defensas: Joaquín Peláez, Jose Alvarez y Obdulio Martínez Cuétara; medios: Demetrio Martínez Cuétara, José Romano, Eladio Fernandez y José Ramón Junco. Delanteros: Enrique Sordo, Saturnino Crespo, José Huerta, Luis Arguelles y Angel H. Diaz. Entrenador: Antonio Martínez Cuétara. La búsqueda y la adquisición de un campo deportivo adecuado encargadas a Antonio Martínez Cuétara, quien, a los pocos días, tomó en arrendamiento el terreno que fue sede del Asturias durante casi quince años, situado en Paseo de la Reforma, en la actual colonia Cuauhtémoc en la esquina de Lerma y Amazonas. Formado el Club y establecidos los estatutos, se solicito el ingreso del Asturias en la Liga Mexicana de Futbol, y se nombraron delegado ella al mismo Martínez Cuétara y a Graciano Diaz Fernandez, cronista deportivo del periódico EI Universal.

 

A la solicitud de ingreso, la Liga contestó (extracto):

 

Acuso a Ud. recibo de su solicitud de ingreso a esta Liga, elevada por el club de su representación, con relación a la cual le digo a Ud. que esta Liga ha nombrado a una comisión calificadora compuesta por los señores Carlos Mur, Mario Garza Ramos y Mario Fernández, para que, aprovechando el próximo juego que celebran con el Centro Unión, se formen un concepto de sus aptitudes de juego.

 

Pero la vida del Asturias no iba a ser fácil; surgieron diferencias en el seno de la Liga que obligaron a modificar su anterior comunicado en la siguiente carta:

 

Confirmo a Ud. mi anterior del 3 de los corrientes y refiriéndome a ella digo que, por razones que no son del caso enumerar, la comisión que ha de calificar a su equipo estad formada por los señores Carlos Mur, Dr. José Guadalupe Vargas Lugo y Eduardo Castellanos, y el número de juegos será de dos:

 

11 de Agosto Asturias vs Centro Unión

8 de Septiembre Asturias vs Tigres

 

Mario G. Atristain Secretario.

 

EI desconcierto ante el rechazo de la Liga Mexicana fue grande, pero los miembros del recién creado Club Asturias reaccionaron con una actitud combativa. La respuesta que planearon es digna del pueblo que acompaña sus cantos con la gaita y desafía a los ejércitos conquistadores: instruyeron otra Liga que llamaron Nacional, e invitaron a varios equipos para que participaran en ella. Muchos aceptan.

 

Se logra cercar el campo y construir tribunas -pagadas por don Jose Díaz de la Fuente y don Adolfo de la Fuente –y casetas- por don Higinio Gutiérrez Peláez-. El campeonato da principio con los equipos Asturias, Cataluña, San Cosme, Blanco y Negro, ABC y Águila (de Pachuca).

 

Como preliminares se jugaron campeonatos de todas las categorías, desde Reserva hasta Infantiles, anunciando profusamente los partidos y dejando la entrada gratis al público. Los gastos los pagaban un grupo de entusiastas que deseaban el progreso del Asturias a como diera lugar. En aquel campeonato (1919) resulto triunfador el Asturias en todas las categorías. En vista de ello y de la merma que habían sufrido las taquillas de la Liga Mexicana, el equipo fue invitado a participar en su campeonato previa prueba. EI Asturias acepta y disuelve su Liga. Los equipos señalados como sinodales son Germania, América y Pachuca (este campeón de la Liga Mexicana)

 

Tres triunfos señalan el ingreso del Asturias en la Liga y su nombre se convierte en sinónimo de equipo a vencer. Desde este momento se inicia la rivalidad, que sería característica en los años futuros, con el España, miembro ya de la Liga.

 

Así es Asturias 2017 >

99 años

1918 -2017

El Centro Asturiano de México es una asociación civil que tiene su origen en la reunión que celebraron el 7 de febrero de 1918 un grupo de asturianos.

A iniciativa, entre otros, de José Menéndez Aleu, Ángel H. Díaz y Antonio Martínez Cuétara en la casa de este último en el número 52 de la calle de la Amargura (hoy República de Honduras) de la Ciudad de México, siendo su primer presidente Jesús Moradiellos.

 

La idea original fue crear un club de futbol, el Club Asturias, que además sirviera de vínculo entre los asturianos en México. El equipo inmediatamente inicia su actividad deportiva y, complementando su intención original, el club lleva a cabo en 1919 su primera actividad social: la Jira, gran romería tradicional en el mes de abril, recordando una victoria del rey Pelayo en los alrededores de Gigia (hoy Gijón) que se sigue celebrando hasta nuestros días.

 

99 años

1918 -2017