Actualidad

LA MEDALLA DE ORO DE ASTURIAS AL CENTRO ASTURIANO DE MÉXICO

El pasado seis de septiembre se entregaron las Medallas de Asturias. El presidente del Principado, Javier Fernández, defendió la identidad asturiana en el acto de entrega de las medallas de Oro y Plata de Asturias, que tuvo lugar en un abarrotado auditorio Príncipe Felipe, en Oviedo. Fernández puso de relieve la importancia de los tres centenarios que se celebran en Covadonga y al recorrer los 1.300 años de historia de la región se preguntó “cuál debe ser nuestro papel en una España y una Europa donde se agudiza la introspección y se reinventa el feudalismo en una añoranza por fueros y privilegios propios de señoríos, condados y ciudades amuralladas”. Es más, defendió la identidad del Principado y llamó a los asturianos a “estar orgullosos de ser una comunidad autónoma que no se ensimisma, sino que se siente parte activa de un Estado democrático donde el lugar de nacimiento no otorga derechos especiales”

 

Vocación europeísta y compromiso con un “proyecto construido sobre la democracia, la justicia social y la disolución de fronteras” fueron otros de los mensajes que quiso lanzar el presidente del Principado, siempre convencido de que “la trayectoria histórica de Asturias nos otorga un crédito especial para seguir estando al frente de estos principios”. Es más, aseguró que fueron los mismos que se siguieron en la Transición, el desarrollo autonómico y la construcción de la sociedad actual. “Reivindiquemos esa Asturias, la Asturias tan abierta como segura de su identidad que siempre ha estado a la vanguardia en la modernización de España y Europa”.

 

Javier Fernández resaltó a los merecedores de las cinco medallas de Plata y dos de Oro que se entregaron en el auditorio Príncipe Felipe. Las medallas de Oro las recibieron los descubridores de la cueva de Tito Bustillo y los centros asturianos centenarios. El presidente del Principado aprovechó la presentación de estos últimos para indicar que, “cuando tanto se trae y lleva la expresión 'deuda histórica' para envolver con rimbombancia lo que no pasa de ser simple exigencia de dinero, meditemos la importante deuda histórica y afectiva que tenemos con los centros asturianos”. Y es que, como concluyó su intervención Javier Fernández, “con 1,300 años de historia, orgullosos de formar parte de la Asturias de hoy, celebremos como se merece nuestra fiesta autonómica”.

 

El Consejo de Gobierno del Principado ha concedido este año Medallas de Asturias, en su categoría de Oro a los diez aficionados a la espeleología que hace 50 años descubrieron la cueva de Tito Bustillo con sus pinturas rupestres y a doce centros asturianos que desde hace más de un siglo se dedican a conservar la identidad de quienes emigran.

 

En su categoría de Plata, recibieron esta distinción el funcionario de la Unión Europea Diego Canga Fano, el médico intensivista Chus Otero –a título póstumo-, el Hospital Universitario de Cabueñes, la Federación de Cofradías de Pescadores del Principado y a la Sociedad de Pescadores Las Mestas del Narcea.

 

Las Medallas de Asturias, que se entregan con motivo de la celebración del día de la comunidad autónoma, se reserva para premiar méritos verdaderamente singulares para los intereses generales del Principado y, según ha señalado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, siempre responde a una decisión muy debatida, pero que los elegidos merecen de sobra este reconocimiento.

Los descubridores de la cueva de Tito Bustillo recibieron la Medalla de Oro de Asturias en el 50 aniversario de su hallazgo “por haber propiciado el conocimiento público de uno de los yacimientos de arte rupestre más relevantes de Europa”, convertido hoy en enclave de referencia internacional por su conjunto artístico único,

Los jóvenes que integraron el grupo que descubrió la cueva el 11 de abril de 1968 estaba integrado por Ruperto Álvarez Romero, Eloísa Fernández Bustillo, Jesús Manuel Fernández Malvárez, Pilar González Salas, Adolfo Inda Sanjuán, Amparo Izquierdo Vallina, María Pía Posada Miranda, Elías Pedro Ramos Cabrero, Celestino Fernández Bustillo y Fernando López Marcos; estos dos últimos, ya fallecidos.

 

Además de esta medalla, que el Partido Popular había reclamado en aplicación de la ley de Honores y Distinciones del Principado, el Ejecutivo asturiano ha decidido dar una segunda a Medalla de Oro de Asturias a los centros asturianos centenarios “por su importancia histórica, su labor fundamental de apoyo a la emigración y su extraordinaria vocación solidaria”.

Con esta decisión, el Gobierno rinde homenaje al Centro Asturiano de México, Centro Juventud Asturiana de Siero y Noreña en Buenos Aires, Asociación Civil Unión y Progreso Social y Recreativa Residentes del Ayuntamiento de Degaña en la República Argentina, Sociedades, Clubes y Uniones de La Habana, Centro Asturiano de Buenos Aires, Centro Asturiano de Mar del Plata, Centro Asturiano de Mendoza, Centro Asturiano Casa de Asturias del Uruguay, Centro Asturiano de Santa Fe, Centro Asturiano de Rosario, Centro Asturiano de Tampa y Centro Asturiano de Madrid.

 

Desde su puesta en marcha hace más de un siglo, estas entidades han cumplido una doble función: la de conservar la identidad de quienes emigran y la de promover su integración en las sociedades de acogida. En la actualidad, más de un centenar de asociaciones, centros y casas de Asturias permanecen activos en el mundo.

 

Diego Canga Fano (Oviedo, 1964) recibió la Medalla de Plata el galardón en reconocimiento a su trayectoria personal y profesional, inspirada en los valores fundacionales de la Unión Europea, en la que ha desarrollado su carrera, y en el servicio a la ciudadanía.

 

El médico intensivista Chus Otero (1947-2018) recibió la Medalla de Plata, a título póstumo, por su valiosa labor durante más de tres décadas como coordinador de trasplantes del Principado. Nacido en Zaragoza y fallecido el pasado marzo, lideró unas 1,300 conversaciones con familias para plantearles la posibilidad de donar órganos después de perder a algún ser querido y puso en marcha todos los programas de donación que funcionan actualmente en Asturias.

 

El Hospital Universitario de Cabueñes, en el que trabajan 2,455 profesionales, celebra su cincuentenario como “institución íntimamente vinculada al progreso de la ciudad de Gijón e historia viva de los profundos cambios que se han producido en la asistencia sanitaria asturiana desde 1968”.

 

La Federación de Cofradías de Pescadores del Principado de Asturias recibió la Medalla de Plata por su contribución al mantenimiento de la actividad pesquera, de gran trascendencia para los concejos costeros y su sector turístico y hostelero, en un momento difícil para los profesionales por las restricciones en las capturas y unas cuotas repartidas asimétricamente entre comunidades.

La misma distinción la recibió la Sociedad de Pescadores Las Mestas del Narcea, una asociación sin ánimo de lucro fundada en 1994 por un grupo de pescadores ribereños, para conservar el ecosistema fluvial de la cuenca del Narcea que en la actualidad cuenta con un millar de asociados e instalaciones para criar hasta dos millones de alevines de salmón y trucha.

 

(Información de Marcos Menéndez y de El Comercio)